Una Traviata provocativa

En junio de 1973 se realizó una polémica reposición de la ópera La Traviata de Giuseppe Verdi en el Teatro Argentino de La Plata. La puesta en escena, y los diseños escenográficos estuvieron a cargo de Hugo Lagomarsino, que según la crónica periodística de la época “se apartaron en buena medida de las normas tradicionales”.

Al comienzo del segundo acto se apreció un “gran cartelón con la leyenda: paisaje de invierno a través de una ventana”. Semejante atrevimiento provocó murmullos de desaprobación y abucheos del público. Más la polémica posterior en los medios periodísticos, cuyos registros se resguardan en el Archivo Histórico del Teatro.

Archivo Histórico Teatro Argentino de La Plata.
En junio de 1973 se realizó una polémica reposición de la ópera La Traviata de Giuseppe Verdi en el Teatro Argentino de La Plata. La puesta en escena, y los diseños escenográficos estuvieron a cargo de Hugo Lagomarsino, que según la crónica periodística de la época “se apartaron en buena medida de las normas tradicionales”. Archivo Histórico Teatro Argentino de La Plata.

1973 opera la traviata escándalo copia

 

Según astestigua el cronista del diario El Día, la representación  de La Traviata de Verdi dio lugar a lagunos incidentes motivados por la puesta en escena de la famosa ópera, responsabilidad confiada a Hugo Lagomarsino: “joven elemento de la casa” quien además tuvo bajo su tutela  los diseños escenográficos: “ambos trabajos se apartaron en buena medida de las normas tradicionales” circunstancia que promovió, desde el segundo acto, murmullos de desaprobación y burla.

Pero la situación se complicó, “hizo crisis” según el cronista, al comienzo del último acto, cuando la protagonista descansa en su lecho de muerte, y se proyectaron “una serie de diapositivas que mostraban textos alusivos a la situación social y política imperante en Francia en la época en que transcurre el argumento, ilustrados con cuadros e imágenes vinculados al mismo tema”.

“La inclusión de estos elementos fue interpretada, por sectores del público, como un añadido ajeno al espíritu de la obra y como una irreverencia hacia su autor, y prorrumpieron en airadas exclamaciones, que virtualmente no cesaron un solo instante, en tanto que otros espectadores  proclamaban su aprobación a la iniciativa. En medio de toda esa baraúnda, la interpretación del preludio, resultó casi inaudible” se atestigua en la nota periodística publicada en el diario El Día el 15 de junio de 1973.

El ambiente permaneció tenso, aunque desaparecieron las diapositivas y entraron en acción los cantantes, al mismo tiempo que cesaron los murmullos, y se arribó al final del espectáculo.

Al momento de los saludos en el palco escénico, y ante la aparición de Hugo Lagomarsino, los sectores de público adversos intensificaron sus expresiones de repudio con el estribillo: “¡Viva Verdi, fuera Hugo Lagomarsino!”, quien se asomó solo e hizo, dirigiéndose al público: “algunos gestos cuya significación no resultó muy clara y ante los cuales recrudecieron los gritos de protesta”.


 

Reseña realiza por el equipo de trabajo del Archivo Histórico Artístico del Teatro Argentino de La Plata.

Licencia Creative Commons

Anuncios

2 Comments

  1. Fui testigo de esa representación de La Traviata, y me parece un excelente trabajo de investigación y recopilación por parte de DA CAPO. Congratulaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s