El tenor italiano Beniamino Gigli participó de la puesta escénica de la ópera La Traviata, en agosto de 1948, interpretando el rol de Alfredo, acompañado por su hija Rina como Violeta. La dirección musical estuvo a cargo de Dick Marzolo y la dirección escénica de Otto Erhardt.

la traviata1948

18

Las presentaciones despertaron una peculiar expectativa en el público platense, que desde temprano realizó una larga “cola” frente a la boletería del Teatro Argentino de La Plata para participar como espectador de semejante acontecimiento.

En el programa de mano, además del detalle de los roles, constan las secciones técnicas que participaron de la producción: sastrería, escenografía, electricistas, figurines, utilería y maquinista, documento histórico patrimonial que rescataba el valor de las producciones hechas en nuestra casa!

 

Beniamino Gigli se formó en Roma, la capital italiana con los maestros Agnese Bonucci, Antonio Cotogni y Rosati. Su carrera se inició con su triunfo en un concurso internacional de canto realizado en Parma en 1914. El 15 de octubre de ese mismo año debutó operísticamente en la localidad de Rovigo, actuando en el papel de Enzo en la obra La Gioconda, del compositor italiano Amilcare Ponchielli.
Durante los años 1920 y 1930, Gigli no tuvo rival entre los tenores italianos. Su registro de tenor central de timbre agradable le daba especial calidad sonora en las partes líricas y de tenor spinto, también debido a la suavidad, a la potencia y a la fluidez de sus interpretaciones.
Abarcó un sinnúmero de papeles protagonistas en su vida. Entre los que más se rememoran por la calidad de su interpretación, se encuentran el de Nemorino en L’elisir d’amore de Gaetano Donizetti, el del Duque de Mantua en la obra Rigoletto de Giuseppe Verdi, el del caballero Renato Des Grieux en Manon Lescaut de Giacomo Puccini, y el de Mario Cavaradossi en Tosca, también de Giacomo Puccini.
En 1919, visitó por primera vez América del Sur donde cantó en el Teatro Colón de Buenos Aires Tosca y La Boheme junto a “la divina” Claudia Muzio retornando en 1925, 1928 y 1933 para esos papeles además de Rigoletto, Lucrezia Borgia, La Gioconda, La Traviata, Isabeau y Andrea Chénier, uno de sus roles favoritos.
En 1920 debutó en el Metropolitan Opera House de Nueva York como Fausto en el Mefistófeles (Mefistofele en italiano) de Arrigo Boito, en la casa lírica neoyorkina cantó hasta 1939 un total de 500 representaciones.
En 2009 fue elegido como el mejor tenor del siglo XX, por un jurado integrado por críticos y especialistas españoles e italianos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Beniamino_Gigli

Anuncios