La sinfonía testimonial es un rasgo esencial del siglo XIX, que va desde el manifiesto libertario de Ludwig van Beethoven hasta el relato doméstico de Richard Strauss en un camino que reconoce también a Berlioz, Tchaikovsky y Mahler como cultores principales de esa tendencia. El siglo XX se encargó de barrer con estas confesiones, pero una rémora, tenaz y consecuente se da en la obra del ruso Dmitri Shostakovich (San Petersburgo, 1906-Moscú, 1975) fue el principal compositor soviético de mediados de ese siglo.

Por Marcos Nápoli (Teatro Argentino de La Plata)

dmitri-shostakovich-1950
Dmitri Shostakovich (Wikipedia, Creative Comms)

Su música se caracteriza por una vitalidad rítmica y una riqueza melódica que recuerdan el folklore gitano del este de Europa. La mayor parte de sus obras están compuestas en formas musicales tradicionales y su lenguaje armónico suele ser sencillo y directo.

En su primera y bien recibida ópera La nariz (1928) plasmó un planteamiento expresionista y por momentos atonal, en tanto que su segundo trabajo para la lírica titulado Lady Macbeth of Mtsensk (1934, revisada como Katerina Ismailova, 1936) fue también aclamado por la crítica y el público, pero las autoridades políticas de entonces consideraron que la ópera tenía carácter contrarrevolucionario. Este tipo de ataques obligó a Shostakovich a prometer reformulaciones de sus ideas artísticas.

Los quince cuartetos para cuerda (1935-1974) se consideran una gran contribución a la música de su época. Escribió, asimismo, seis conciertos (dos para piano, dos para violín y dos para violoncello), quince sinfonías, música de ballet, canciones (con textos de Alexander Blok, Marina Tsvetaïev y Miguel Ángel) y bandas sonoras para películas.

2016-octavo-concierto-arpa-ramiro-albino
Ensayo Concierto Octubre 2016. Ciclo Anual de la Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata. Foto Paula Pérez de Eulate . Facebook TeatroArgentino

La doctrina Zhdanov se instauró en la Unión Soviética mediante una sucesión de decretos que desde 1946 hasta 1948 rigieron tanto el funcionamiento interior de la Unión como la posición de la URSS en el mundo, que marcó el inicio de la Guerra Fría. El decreto de 10 de febrero de 1948, aunque condenaba abiertamente al compositor georgiano Vano Muradeli y su ópera La gran amistad, asomaba también contra varios de los grandes músicos ya consagrados. Tal decreto se puso en vigencia en abril en un congreso extraordinario de la Unión de Compositores, que dio como resultado la condena “por formalismo” de autores de la talla de Shostakovich, Prokófiev y Jachaturián. Entre otras obras, las sinfonías Octava y Novena de Shostakovich fueron prohibidas y posteriormente rehabilitadas, así como su autor, a mediados de los ’50, una vez que murió Iósif Stalin, líder del régimen político ruso.

2016-octavo-concierto-ensayo-partitura
Ensayo Concierto, Octubre 2016. Ciclo Anual de la Orquesta Estable del Teatro Argentino de La Plata. Foto Paula Pérez de Eulate , Facebook/TeatroArgentino

La Sinfonía Nº 10 en mi menor Op. 93 fue estrenada el 17 de diciembre de 1953 por la Orquesta Filarmónica Leningrado dirigida por Yevgeny Mravinsky.

La partitura es el más claro ejemplo del dominio de la técnica y de los recursos compositivos del autor, en la que sintetiza por un lado la más refinada tradición sinfónica en cuanto a estructura y composición con el manejo de códigos y referencias contextuales. En las memorias editadas por Solomon Volkov, Shostakovich refiriéndose a esta sinfonía declaró que “no podía componer una obra a la gloria de Stalin, realmente no podía hacerlo. Pero debía describir a Stalin en mi sinfonía. La compuse exactamente después de su muerte y nadie ha acertado cuál es el tema. Trata de Stalin y los años de su mandato. Naturalmente contiene otras muchas cosas, pero su base es esta”.

Obra de alto contenido trágico, no fue demasiado bien recibida en su patria en la que se le recriminó su pesimismo. El primer movimiento está relacionado en línea directa con los opresivos años del estalinismo. El segundo presenta al dictador como una caricatura que destaca su carácter violento y grotesco. En el tercero se retrata el propio compositor. En el último, muestra la victoria del músico sobre las circunstancias adversas, con su triunfal final interrumpido por el propio tema de Shostakovich.

giphy

TEATRO ARGENTINO, Sala Alberto Ginastera, Octubre 2016, domingo 30 a las 18.30. CONCIERTO SINFÓNICO, Octavo programa del Ciclo Anual de la Orquesta Estable del Teatro Argentino 2016. Dirección musical: Carlos Vieu.

Sinfonía Nº 10 en mi menor, Op. 83 de Dimitri Shostakovich. (Moderato, Allegro, Allegretto, Andante allegro).

Anuncios