Arnold_Schoenberg_la_1948
Arnold Schoenberg, 1948. Foto: Florence Homolka (Wikimedia Commons).

Compositor y pintor austríaco, nacionalizado estadounidense, Arnold Schönberg (Viena, 1874 – Los Ángeles, 1951) su vida y su trabajo creativo se vieron habitualmente envueltos de polémica. Compositor y pedagogo -sus alumnos Alban Berg y Anton von Webern significaron un privilegio en la historia de la música-, fue una figura trascendental en la evolución durante el siglo XX, aunque encontró la incomprensión del público y la crítica de su tiempo, nada accesibles a tolerar el corte con el sistema tonal que su obra llevaba consigo.

Su exquisita técnica surgió de una irrefutable capacidad innata y del estudio permanente de la obra de los grandes maestros de la tradición germánica, desde Bach hasta Mahler. De 1899 data su primera partitura con sello inconfundible, el sexteto de cuerdas La noche transfigurada Op. 4 (Verklärte Nacht), una refinada manifestación de la estética posromántica. De inmediato, sin embargo, su propia evolución le condujo a la conclusión de que el tradicional sistema armónico tonal se sustentaba sobre una falacia. Schönberg se encomendó entonces a buscar un planteo en el que la disonancia quedara separada, de manera que todas las notas tuvieran idéntico valor, sin estar sometidas a un centro tonal. Su Sinfonía de cámara Nº 1 y el Cuarteto de cuerda Nº 2 marcan el rumbo hacia lo que se ha dado en llamar su etapa expresionista, o atonal. Los monodramas Erwartung y La mano feliz, las Cinco piezas para orquesta y el ciclo de veintiún «melodramas» Pierrot lunaire son las obras más emblemáticas de este período, durante el cual el músico llevó a cabo también una relevante labor pictórica.

La noche transfigurada Op. 4 se concluyó el 1º de diciembre de 1899 en una versión para sexteto de cuerdas. Fue estrenada el 18 de marzo de 1902 en Viena por el Cuarteto Rosé. El autor rehizo la partitura de la obra para orquesta de cuerdas en 1917 y revisó la versión mayor en 1943.

2016 concierto 8 - 30 de octubre2La obra está inspirada en un poema de la colección de Richard Dehmel (1863-1920), titulada La mujer y el mundo. Era un poeta que combinaba las ideas de Nietzsche del superhombre con la política del socialismo. Su obra tuvo una decisiva influencia en los tiempos de cambio de siglo. En la partitura de Schönberg se cita un extracto del poema. Tanto el mismo como la composición comparten un clima de morbosidad, típico de las postrimerías del siglo XIX. Verklärte Nacht está creada de cinco secciones, entre las que la primera, la tercera y la quinta son de un perfil más épico y de este modo expresan en cierta manera los sentimientos profundos de las personas que vagan bajo la luz de la luna en la noche fría. El segundo contiene el reclamo apasionado de la mujer, el cuarto la contestación enérgica del hombre, que explaya enorme profundidad y calidez de comprensión.

Reseña realizada por Marcos Napoli / Periodista Especializado Archivo Histórico Artístico / Teatro Argentino de La Plata.

Licencia Creative Commons

Anuncios