Comentario de Carlos Iaquinta (a cargo de la dirección escénica) para el programa de mano de “La corte de faraón” (producción del Teatro Argentino de La Plata, temporada artística 2017)

Como hombre de teatro me he hecho algunas preguntas difíciles de responder, máxime si se refieren a hechos del pasado en relación al presente y teniendo en cuenta que el obrar humano en forma colectiva es impredecible. Preguntarme, por ejemplo, si podríamos separar al genio de Giuseppe Verdi de la pluma de Francesco María Piave obteniendo los mismos resultados artísticos, o si la suerte de la obra de Giacomo Puccini hubiese sido la misma con otros libretistas que no fuesen Luigi Illica y Giuseppe Giacosa, equivaldría a preguntarme ¿Qué es el teatro musical? Precisamente, no es otra cosa que eso: teatro y música que se funden y retroalimentan en una simbiosis admirable, cuando los talentos de ambas dimensiones se encuentran en perfecta comunión y armonía.

2017 zarzuela la corte de faraon 4
Taller de escenografía, trabajos para la zarzuela “La Corte de Faraón” 2017. Foto Paula Pérez de Eulate / Teatro Argentino de La Plata.

Por ello, cuando Vicent Lleó acarició el sueño de componer La Corte de Faraón e inmediatamente pensó en Guillermo Perrín y Miguel de Palacios para la elaboración del libro, sus musas firmaron un pacto de honor, los planetas se alinearon, y no hubo energía negativa que pudiese contra esa conjunción de talentos y voluntades.

2017 zarzuela la corte de faraon 3
Bocetos de vestuario de la zarzuela “La Corte de Faraón” 2017, sastrería. Foto Paula Pérez de Eulate / Teatro Argentino de La Plata

Con un elenco de cantantes y actores muy afamados por aquel entonces entre los que se contaba a la legendaria Julia Fons en el personaje de Lota, Juanita Manso como la Reina, el tenor cómico Antonio González protagonizando al Casto José y la bellísima Carmen Andrés como Sul, la cupletista babilónica, la noche del 21 de enero de 1910 en el número 11 de la calle Arenal de la capital española donde se emplazaba el teatro Eslava, nacía uno de de los hitos más relevantes de la historia del teatro musical español: La Corte de Faraón, “opereta bíblica” en un acto y cinco cuadros, a la que la tradición posterior incorporase al repertorio de la zarzuela.

2017 la corte de faraon zarzuela ensayo fernando alvar nuñez
Zarzuela “La Corte de Faraón”, ensayo de escena, 2017. Teatro Argentino de La Plata.

 Por aquellos días, la publicación madrileña “Comedias y Comediantes” le dedicó un número extraordinario donde se expresaba textualmente:

“Hemos visto en Eslava obras admirablemente puestas en escena, perfectamente servidas y a las que, empresario rumboso y de exquisito gusto, nada escatimó”…”Pero Lleó anhelaba constantemente algo más, y ese algo mas era la resurrección del género bufo, que tan bien había de encajar en el ambiente propio de Eslava y que forzosamente había de resultar un progreso sobre la generalidad de las obras del género sicalíptico”…”En esa obra Lleó ha echado el resto, como vulgarmente se dice, y eso en lodos sus aspectos y de todas sus personalidades; no se sabe cómo admirarle más, si como músico, o como empresario”…”La habilidad, el ingenio y el conocimiento que tienen del público Perrín y Palacios; las magníficas decoraciones de Alós, que se ha acreditado de notabilísimo pintor escenógrafo, y el lujo y buen gusto demostrados por el sastre Vila, que ha vestido la obra con esplendidez y propiedad a un tiempo mismo. Así se ponen las obras y se logran éxitos tan estupendos como el de La Corle de Faraón, obra que se hará milenaria en los carteles”…”¡Bien, Vicente! A seguir trabajando, que el triunfo es tuyo. Ahora no hay que dormirse en los laureles; y ya pues que la veleidosa Fortuna te ha cogido del brazo, despósate con ella y no la abandones”. (1)

2017 zarzuela la corte de faraon 5
Trabajos realizados en los talleres para la zarzuela “La Corte de Faraón”. Foto Paula Pérez de Eulate / Teatro Argentino de La Plata

Con 762 representaciones en el Eslava, según la crónica de la época, e incorporada al repertorio de varias compañías con las que posteriormente recorrería toda la península, la obra iniciaba así su camino a la inmortalidad.

Pero tal como bien hace notar Víctor Peláez Pérez en su ensayo “La Corte de Faraón desde la perspectiva paródica” (2), es indudable que el éxito o el fracaso de una pieza teatral están condicionados por diversos factores que conforman el contexto cultural de su época. Del mismo modo en que en París, finalizada la guerra franco-prusiana, surgieron nuevos géneros teatrales como las Variedades y la Opereta,  en Madrid apareció lo que se dio en llamar “Genero Chico” provocando una masiva afluencia de público a este tipo de espectáculos.

2017 la corte de faraon

La búsqueda constante de un erotismo refinado que se dio en llamar “sicalipsis” o “género sicalíptico” (término que fue acuñado torpemente por un editor barcelonés al querer calificar de apocalíptico el éxito provocado por un espectáculo de corte picaresco), hizo que los cuplés cantados por Carmen Andrés la noche del estreno, resonaran en los oídos del público madrileño que consagró definitivamente a la obra manteniendo su fama a través del tiempo. Y a pesar del analfabetismo reinante en la población española de principios del siglo XX, la educación religiosa impuesta por la fuerte tradición católica, aseguraba que la historia de José el hijo de Jacob narrada en el Génesis, fuese ampliamente conocida a través de las prédicas de los eclesiásticos, la tradición oral y otras formas de transmisión.

También debemos sumar a ello el intento de los empresarios teatrales por captar un público más popular que no asistiese meramente a hacer sociales y que les permitiesen mayores ingresos. Así, en 1910 por 60 céntimos, se podía acceder a un espectáculo teatral y la localidad más cara era el palco que llegaba a albergar a más de 15 espectadores.

            Aunque quizá el factor más decisivo de aquél éxito aplastante haya sido el contexto político en el cual se estrenó La Corte de Faraón. Era aquella una época de fuerte y burlona crítica a la moral sexual que imponía la presión de la Iglesia y al conservadorismo imperante durante el reinado de Alfonso XIII, la que colocó al arte popular a la vanguardia de la crítica social, dando surgimiento al “cuplé político”.

2017 zarzuela la corte de faraon

            Así, en el número 5 de la partitura, las coplas de Sul, la cantante babilónica, sufrieron el agregado de estrofas que, precisamente, se hacían eco de problemáticas sociales y políticas; siempre desde la perspectiva humorística. Una de ellas reza de esta manera: “En Babilonia los Ministerios entran y salen tan de repente, que quien preside por la mañana ya por la tarde no es presidente. De estos trastornos ministeriales dicen que tiene la culpa sola un astro errante llamado Maura, que es un cometa de mucha cola”.

Pero la llegada del franquismo al poder en 1936, exacerbó esta moral pacata y santurrona, imponiendo a la partitura un cerrojo que se extendería por cuatro largas y oscuras décadas. Sin embargo, la obra continuó representándose fuera de España con calurosa recepción del público hasta 1976, año en que se produjo su reestreno en Madrid y Barcelona.

Con la osadía de retomar el espíritu de sus geniales compositores, la versión que se ofrece aquí, en dos actos y siete cuadros, propone una mirada crítica sobre los medios de comunicación: su rol en la vida pública, su relación con el poder y el manejo discrecional de la información, a través de la vigencia de esta joya del género chico; pero de enorme trascendencia  temporal e internacional.

Carlos Iaquinta

(1) “Comedias y Comediantes” Biblioteca Nacional de España, número extraordinario, Madrid,  8 de febrero de 1910.
(2) Víctor Manuel Peláez Pérez, “La Corte de Faraón desde la perspectiva paródica”  Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Alicante, 2003

2017 zarzuela la corte del faraon 1

La producción del Teatro Argentino de una de las obras más desopilantes de la lírica española llega a La Plata en versión libre de Carlos Iaquinta, con la dirección musical de Ezequiel Fautario y un gran elenco.

El miércoles 29 y jueves 30 de marzo, a las 20, en el Teatro Municipal Coliseo Podestá, se ofrecerá la zarzuela La Corte de Faraón, con música de Vicente Lleó y libreto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios.

Zarzuela: La Corte de Faraón

Licencia Creative Commons

 

Anuncios