Los autores y sus obras: Charles Edward Ives

Su manera de componer era poco ortodoxa. Compilaba todos los ritmos autóctonos de tradición americana y los combinaba de forma muy particular con la música clásica europea, para obtener una simbiosis de sello inconfundible.

Anuncios

Los autores y sus obras: Franz Schubert

La creación del austríaco Franz Schubert (1797-1828) establece una importante división alrededor de 1822. A partir de allí y hasta sus últimas obras, el compositor que se había manejado con rasgos estilísticos clásicos y más específicamente vieneses, bajo una notoria influencia mozartiana, se convirtió en un creador de perfiles más románticos y su modelo pasó a ser la producción beethoveniana.

Los autores y sus obras: Dmitri Shostakovich

Por Marcos Nápoli (Teatro Argentino de La Plata). El principal compositor soviético de mediados de ese siglo. Su música se caracteriza por una vitalidad rítmica y una riqueza melódica que recuerdan el folklore gitano del este de Europa. La mayor parte de sus obras están compuestas en formas musicales tradicionales y su lenguaje armónico suele ser sencillo y directo.

Coreografía y puesta en escena

En 1974, se estreno sobre el antiguo escenario del Teatro Argentino la coreografía y puesta en escena, ideada por Roberto Trinchero Rey, de Carmina Burana con música de Carl Orff.
De la versión participó todo el cuerpo de baile, dirigido por Virginia Carlovich, el coro estable, bajo la dirección de Carlos Berardi, y la orquesta con la conducción de Juan Carlos Zorzi.

Requiem de Verdi

En abril 1965 el Argentino inauguraba su temporada oficial con la interpretación de la Misa de Réquiem de Verdi. La obra religiosa se ofreció como acto de adhesión a “las solemnes conmemoraciones de la Semana Santa”.
Ejerció la dirección el Maestro Mariano Drago y el coro fue preparado por el Maestro Carlos Berardi.

Joven violinista

El violinista Alberto Lysy se presentó, junto a la Orquesta del Teatro Argentino de La Plata dirigida por Mariano Drago, el 12 de junio de 1959.
Según los cronistas de la época: “el joven intérprete” reapareció ante nuestro público “enaltecido por su consagración en los más exigentes medios de la cultura europea”. Lysy había resultado vencedor, en 1951, del certamen anual de la entidad platense coorganizadora del concierto, la Biblioteca Musical Verdi.